Más de 35 mil personas marcharon en Washington en defensa del clima planetario

El 17 de febrero miles de personas marcharon en Estados Unidos a favor del combate contra el cambio climático. (fuente foto: 350.org)

El pasado domingo, 17 de febrero más de 35,000 personas marcharon frente la Casa Blanca para apoyar los actos inmediatos para contener el cambio climático. Manifestantes de más de 30 estados de todo Estados Unidos cuya tierra, hogares y salud se ven amenazados por la crisis climática, al igual que estudiantes, científicos, miembros de comunidades indígenas y muchos otros, participaron en la mayor manifestación sobre el cambio climático en la historia de este país.

“Durante más de 25 años nuestro gobierno básicamente ha ignorado la crisis climática. Ahora la gente en enormes números finalmente exige atacar este problema. No deberíamos estar hoy aquí. La ciencia debería habernos hecho cambiar de rumbo hace mucho. Pero hace falta un movimiento para alzarse contra todo ese poder y dinero”, dijo Bill McKibben, fundador de 350.org.

Los manifestantes urgieron al Presidente Obama a rechazar el permiso de construcción del oleoducto Keystone XL de crudo bituminoso y poner límites a las peligrosas emisiones de carbono de las plantas energéticas más sucias del país. Gran parte del legado del Presidente Obama dependerá de su respuesta, determinación y liderazgo para luchar contra la crisis climática. Los manifestantes desean que el presidente actúe en consecuencia con sus recientes declaraciones: “Por nuestros hijos y nuestro futuro, tenemos que hacer más en el combate contra el cambio climático”.

Los manifestantes urgieron al Presidente Obama a rechazar el permiso de construcción del oleoducto Keystone XL de crudo bituminoso. (fuente foto: 350.org)

“Dentro de 20 años, en el Día del Presidente, la gente querrá saber qué hizo el mandatario al confrontar la subida de los océanos, terribles sequías y devastadoras tormentas causadas por el cambio climático”, dijo Michael Brune, Director Ejecutivo del Sierra Club. “El Presidente Obama sostiene en la mano la pluma y el poder de cumplir con su promesa de proteger la esperanza de nuestros hijos. Hoy le pedimos que use esa pluma para rechazar el oleoducto Keystone XL de crudo bituminoso, para asegurarse que este petróleo sucio y tóxico se quede enterrado”.

El oleoducto Keystone XL transportaría el petróleo más sucio del planeta a lo largo del granero de Estados Unidos para ser exportado vía el Golfo de México. Sería un desastre para el clima quemar este crudo que contiene hasta tres veces más carbono que el petróleo convencional.

Además, el Presidente tiene la autoridad y responsabilidad en virtud de la Ley de Aire Limpio de reducir la cantidad de emisiones de carbono procedentes de las plantas de combustión de carbón. Estas instalaciones son las mayores contribuidoras a la disrupción climática, pero ahora se les permite contaminar sin límites.

La manifestación “Adelante por el Clima” fue organizada por 350.org, el Sierra Club, Hip-Hop Caucus, Natural Resources Defense Council y muchas otras organizaciones.