Gobernador firma orden ejecutiva que impulsa el Corredor Ecológico del Bosque Modelo

El gobernador Alejandro García Padilla firma la orden ejecutiva que impulsa la creación del nuevo Corredor Ecológico del Bosque Modelo, que protegerá 100,000 cuerdas de terreno. Le acompañan, Tinti Deyá, Arturo Massol Deyá y Alexis Massol. (fotos suministradas por Fortaleza)

El gobernador Alejandro García Padilla firmó hoy una orden ejecutiva que encamina la creación del corredor ecológico de bosques más grande de Puerto Rico que abarcará 19 áreas sensitivas en 20 municipios para un total de 100,000 cuerdas de terrenos protegidos. La nueva iniciativa de protección ambiental se llamará el Corredor Ecológico del Bosque Modelo y es una propuesta de la organización Casa Pueblo y Agenda Ciudadana.

“En el día de hoy procedo a firmar esta orden ejecutiva que inicia una nueva ruta en la protección ambiental del país integrando las iniciativas comunitarias, científicas y ambientales en el co-manejo de nuestros recursos, como parte de la recuperación de la autogestión comunitaria. Con la creación del Corredor Ecológico del Bosque Modelo se protegerán un total de 100,000 cuerdas de terrenos de bosques y áreas sensitivas que discurren por 20 municipios, casi en la misma ruta del nefasto proyecto del gasoducto. Es decir, con esta iniciativa, sustituimos el gas por el oxígeno”, expresó el gobernador en conferencia de prensa en la sede de la organización Casa Pueblo, en el municipio de Adjuntas.

El primer ejecutivo recordó que en octubre de 2012 visitó Casa Pueblo y se comprometió con su fundador, Don Alexis Massol, a firmar este año la orden ejecutiva de esta iniciativa que desde el 2006 la organización ambiental ha estado proponiendo.

Mapa del nuevo Corredor Ecológico del Bosque Modelo propuesto.

Sobre el nuevo Corredor de Bosque Modelo, García Padilla explicó que este será una pieza clave en el desarrollo sostenible de la región y en la apertura de nuevos instrumentos de trabajos científicos, educativos y agrícolas. El Corredor irá en una trayectoria de norte-centro, sur y oeste creando un corredor de vida y sustentabilidad en Puerto Rico.

Las 19 áreas de conservación incluyen: (1) La Reserva Natural Cibuco, (2) La Reserva Natural de la Laguna Tortuguero, (3) La Reserva Natural de Caño Tiburones, (4) El Bosque Mata de Plátano, (5) El Bosque Cambalache, (6) El Bosque Río Abajo, (7) La Finca Guillermeti, (8) El Bosque Tres Picachos, (9) El Bosque Toro Negro, (10) El Bosque Cerrillos, (11) El Bosque del Pueblo, (12) El Bosque La Olimpia, (13) El Bosque Guiliarte, (14) El Bosque Maricao, (15) El Bosque Susúa, (16) La Reserva del Lago Luchetti, (17) El Bosque Seco de Guánica, (18) El Bosque Boquerón y (19) El Refugio de Vida Silvestre de Cabo Rojo.

La orden ejecutiva crea además un comité multisectorial que en un período de seis meses debe someter un anteproyecto de ley para delimitar y conservar las áreas de reserva a perpetuidad. El mecanismo de integración de todos los componentes del Corredor será a través de las áreas de colindancias ya reservadas y los cuerpos de agua que discurren entre unos y otros, de forma que todas las áreas ya definidas para usos compatibles con las leyes y reglamentos vigentes se respetarán, pero sus usos deberán responder a los objetivos del estatuto.

Los Massol junto al gobernador a la salida de Casa Pueblo.

El comité multisectorial tendrá cinco encomiendas: (1) delimitar la región que será incorporada como un distrito especial de conservación interconectado bajo el concepto de Bosque Modelo, (2) establecerá los criterios de manejo y conservación para la aplicación de programas de conservación regional de las áreas incorporadas en el distrito; (3) verificará las calificaciones de suelo existentes para presentar una integración en la reglamentación de uso de terreno del distrito; (4) establecerán un organismo de trabajo y administración del Bosque Modelo permanente que coordine los esfuerzos de manejo de este distrito a largo plazo; y (5) desarrollarán un plan de financiamiento para este nuevo organismo, el cual tendrá como meta la identificación inicial de $4,000,000, provenientes de fondos privados o de entidades sin fines de lucro y/o asignaciones públicas, bien sean federales y/o estatales, para crear un fondo a perpetuidad que logre la autosuficiencia económica de su gestión.

Este comité estará integrado por la secretaria de Recursos Naturales y Ambientales, la secretaria de Agricultura, el secretario de Educación, la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, el presidente de la Junta de Planificación y la presidenta de la Junta de Calidad Ambiental. También incluirá a cinco representantes de entidades académicas, ambientales y/o profesionales y grupos comunitarios de las regiones norte, sur y centro de la Isla, entre los que se incluirá un miembro de Agenda Ciudadana y un miembro de la organización propulsora de esta iniciativa, Casa Pueblo. El Comité lo dirigirá el doctor Arturo Massol Deyá, quien representará al sector académico.

El gobernador explicó que el concepto de Bosque Modelo está basado en una iniciativa canadiense, expuesta en la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre Ambiente y Desarrollo en 1992, en Río de Janeiro, Brasil.

El gobernador explicó que el concepto de Bosque Modelo está basado en una iniciativa canadiense, expuesta en la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre Ambiente y Desarrollo en 1992, en Río de Janeiro, Brasil. Los principios de esta iniciativa aspiran a lograr una gobernanza participativa, un manejo de conflictos que promueva el apoderamiento comunitario, así como el desarrollo económico local, la seguridad alimentaria, la creación de espacios para la gestión territorial sostenible y atender los retos generados por el cambio climático.

Con esta firma, el mandatario fortalece la agenda de protección ambiental que ya incluye una orden para crear un comité asesor ambiental de política pública, el deslinde nacional de la zona marítimo terrestre a 50 metros, la adopción del Plan de Uso de Terrenos en 12 meses, la nueva política energética y de manejo de desperdicios, la derogación del estatuto que prohíbe manifestaciones pacíficas – que se convertirá en ley en los próximos días – así como la restitución de la protección de las 3,057 cuerdas de terrenos del Corredor del Noreste.